Estas aquí
Inicio > EDITORIAL > No está tan lejos

No está tan lejos

En la redundancia a la hora de hablar de tropezones, la misma piedra nos espera. Como sociedad, la evolución resulta cuestionable. Primamos bienes, lo que nos puede clasificar entre los que tienen más de los que tienen menos.

Y mientras nuestro afán por subir algunos escalones, la carencia avanza en aquellos rincones de visibilidad reducida.

La paz, el amor, vaya negocio si los hay, aquellos que marcharon contra las guerras más despiadadas se encuentran entretenidos en buscar una mejor cobertura en medicina prepaga, y ocupados en satisfacer un espíritu supuestamente rebelde que en el comercio “alternativo” encuentra aquellas respuestas en las que ciencia aún resulta prematura.

Hablemos de amor y paz a los que se extinguieron esperando aquella indignación que no temía a la hora de salir a las calles en busca de justicia.

Falta Santiago Maldonado, para algunos está en Chile de vacaciones, y porque no pensar que es el quien tiene los documentos de los Wichis en Embarcación. Lo que nos pasa por debajo nos convoca a asumir de una vez la responsablidad.

One thought on “No está tan lejos

Deja un comentario

Top